Sorpresas te da la vida

No es descabellado decir que todos en algún momento de la vida hemos pensado “esta mañana cuando me levanté no pensé que iba a ver esto”, ¿y a qué me refiero con esa afirmación?, pues a las pequeñas sorpresas que nos encontramos paseando por la calle. En este caso en concreto, gente que jamás pensaríamos que son músicos pero que cuando te quieres dar cuenta ten han dejado boquiabierto y no puedes dejar de escucharlos.

¿Y que mejor que poner unos ejemplos para ver las diferentes sorpresas que nos podemos llevar?

Lección de piano

Vas tranquilamente por Sarasota, Florida y te encuentras con Donald Gould sentado en un piano. Bueno, lo mismo no sabes quien es ese señor y lo que realmente te llama la atención es que es que estás viendo a un indigente que se ha sentado al piano dispuesto a tocar. No te quiero decir la cara que se te queda cuando la música empieza a fluir.

Donald Gould tocando el piano

El vídeo se hizo tan viral (más de 2 millones de visitas en un par de días), que decidieron darle una oportunidad. Aquí podéis ver el vídeo donde lo explican.

Tarde de tiendas

Tu chica te ha preparado una tarde romántica de compras. Entras en una tienda dispuesto a ejercer de porteador aconsejarla y te llama la atención que un mocoso se acerque a un piano. Tu primer pensamiento: “Espero que los padres estén asegurados”.

¡Sorpresa!, resulta que el niño es un genio y no puedes dejar de mirarle ni a él, ni al otro que se pone a comerse un helado a su lado, como si lo que estuviese pasando fuese lo más normal del mundo.

Niño tocando el piano en una tienda

Turista apasionado

Sales a la calle a dar una vuelta y te paras a ver un grupo de música. Entre canción y canción reparas en que uno de los integrantes (con muy buen gusto para vestir) del grupo oriental que no paraba de hacer fotos está hablando con el bajista. Finalmente le cede el instrumento y se ponen a tocar. ¿Realmente te esperabas ver esto?.

Turista se une a músicos callejeros

Opera nocturna

Decides conocer Barcelona y contratas una excursión. En uno de los paseos nocturnos os topáis con un artista callejero que canta ópera. El grupo está disfrutando, pero en el momento en el que el artista se arranca con el ‘O sole mio, el italiano que tienes al lado nota que le empieza a hervir la sangre y la pasión gana frente a la prudencia. ¿Que te resulta más impresionante, su voz o la reacción de su chicha?.

Turista canta con artista callejero

Mini bluesman

Un día como otro cualquiera en tu tienda de música.

Entran un padre y un hijo para ver guitarras. El padre decide probar una acústica y qué mejor forma de hacerlo que con un blues. Esta escena se repite todos los días varias veces, nada reseñable, hasta que la criatura se decide a acompañarle cantando.

¡Un momento! (momento ojos de muñequito manga), ¿os podéis poner mejor para que pueda disfrutar de esto como se merece?.

Niño cantando en una tienda de música

Violín inverso

Vas andando absorto en tus cosas y pasas al lado de un grupo que rodea a un músico callejero. Algo choca en tu cabeza hasta el punto de parar y volver hacia atrás a ver qué es lo que has visto.

No se te ha ido la pinza, ¡tiene el violín cogido del revés, esto hay que verlo y escucharlo!.

Violinista vagabundo

Exaltación mística

Tarde de veranito, ideal para pasear. Como aquel que no quiere la cosa te encuentras a Estas Tonne (o Stanislav Tonne, su nombre real) interpretando un tema. Incienso, trascendencia, relajación y música (sólo faltan algunos cánidos e instrumentos de viento). ¡A disfrutar!.

Estas Tonne

Bromas y chascarrillos a parte, me gustaría decir que si dejas a la vida que te sorprenda, esta te dará muchas sorpresas, en las cosas más cotidianas y en los lugares más insospechados, pero recuerda, tú tienes que poner de tu parte

Vía: Youtube

También te puede interesar:

¿Quieres compartirlo?
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *