Archivo por meses: septiembre 2015

Cebollicidio o cómo asesinar cebollas más piadosamente

De procedencia asiática e introducida en Europa por los griegos y los romanos, la Allium cepa, nombre científico de las cebollas, son algo que no falta en nuestras cocinas.

Definitivamente, su muerte es lenta y yo personalmente he probado más de un truco, pero me sigue dando muchísima pena y no puedo evitar que me broten unos cuantos lagrimones.

Tal vez, el problema sea precisamente que la muerte es lenta y agónica, y lo mismo si fuese más rápida no nos daría tanta pena, por lo que os traigo este vídeo en el cual nos explican varios métodos para asesinar a las cebollas de maneras más rápidas y más piadosas.

Siete trucos para cortar cebollas

Personalmente, creo que en la mayoría de los métodos, el truco está en el juego de muñeca, pero tengo que comprobarlo antes de sentenciar nada.

Vía: NPC

Diversión de altos vuelos

¿Conoces a un friki y no sabes qué regalarle?. ¡Os traigo la solución!

El radio control está bien, pero suele ser caro. Pero en este caso, el diseño minimalista de este avión de radio control unido a que la gran mayoría de nosotros llevamos el mando en el bolsillo todos los días, hace que este sea un regalo a tener en cuenta.

La idea de este invento es muy sencilla: ¿por qué no hacer un avión de papel radio controlado desde nuestro smartphone?

Se llama PowerUp 3.0 y ha sido la empresa Tailor Toys L.L.C. la encargada de su desarrollo.

PowerUp 3.0

Con una construcción resistente a golpes, un radio de acción de aproximadamente 55 metros, este producto se presenta en un pack con el siguiente contenido:

  • Módulo PowerUp 3.0.
  • Caja de transporte y almacenaje.
  • Cable micro USB para carga.
  • Timón de repuesto.
  • Hélice de repuesto.
  • Plantilla Invader (para pilotos principiantes).
  • Plantilla Nakamura (para pilotos expertos).
  • Plantilla Dupont® impermeable.
  • Guía de uso del PowerUp 3.0.

El cargador portátil se vende por separado.

Sé que más de uno estará pensando “está chulo, pero venga danos el palo con el precio…”. Pues esta vez no. Por $49.99 podemos conseguir nuestro kit.

Y dicho esto, ¡la diversión está servida!

Vía: Oh Gizmo!

Grupos low-cost

Reconozcámoslo, tocar la guitarra está bien, pero lo que mola es tener un grupo y tocar para miles de espectadores.

Esta afirmación conlleva dos problemas:

  • Los instrumentos no son precisamente baratos.
  • ¿De donde vas a sacar miles de personas para que te vean?

La solución de estos dos problemas es sencilla. Si nuestra melodía se toca en las cuerdas de la primera a la cuarta, dejamos dos cuerdas libres, para que nuestro colega que toca el bajo pueda usarlas. ¡Ya tenemos nuestro grupo low-cost!.

Y para el problema del público, podemos usar las nuevas tecnologías. Grabamos un vídeo, lo subimos a internet y estamos pendientes del número de reproducciones. Con un poco de suerte nuestro vídeo puede convertirse en viral y alcanzar cifras de reproducción sorprendentes.

Así explicado, tal vez no queda claro del todo, por lo que os dejo a continuación un claro ejemplo de grupo low-cost, actualmente lleva 17.740.932 reproducciones.

Grupos low-cost

Vía: CPI (Curioso pero inútil)