Archivo por meses: octubre 2014

Click it and I note it

Click it and I Note it

Hoy quiero dedicarle este post a los de Redmond, por este original vídeo de promoción para su “Surface Pro 3”, una tablet que sale por un precio de unos 799 dólares sin teclado.

Podían haber realizado un aburrido publireportaje contando las virtudes de esta tablet, pero en su lugar han preferido versionar el tema “Sexy and I Know It” de LMFAO.

Mi comentario… ¡Os habéis salido!.

Investigando un poco, he descubierto, que esta forma de publicidad les debe haber molado, porque para el lanzamiento de OneNote para Mac, han realizado otro gran vídeo basado en la canción “One Day More” de Los miserables.

One Day More - Los miserables

En resumidas cuentas, que con un poco de imaginación se puede realizar un vídeo promocional divertido, curioso, llamativo y que fijo que recibe más visitas que el resto de vídeos que tienen colgados en su canal.

Vía: Engadget

Osu! que difícil

Osu! gameplay

Títulos como Guitar Hero, Rock Band o Rocksmith han acercado un poco más el mundo de la música al usuario de a pié, dándole aspecto de vídeo juego. Unos son más realistas y puedes llegar a aprender a tocar un instrumento y otros son mas arcade y como mucho vas a conseguir agilidad en los dedos y algo de sentido del ritmo.

El vídeo juego que os traigo hoy, entra dentro de los que mezclan la agilidad con la música y no es otro que Osu!

La dinámica del juego, sencilla, suena una canción y al ritmo de la misma van apareciendo pelotitas que tendrás que seguir con el ratón y marcarlas pulsando una tecla del teclado o acompañarla por un pequeño recorrido.

En principio no parece muy complicado, pero está claro que cuanto más cañera sea la canción más difícil será el reto, y como en todos los juegos siempre podemos encontrar un “enfermo” que está a un paso de los ataques epilépticos, como es el caso del humano del vídeo.

Con este juego conseguiréis dos cosas:

  • Conseguir más precisión con el ratón.
  • Cambiar  de teclado en breve.

¡Ea, flipad un poco!

Vía: El Periko de VK

Dentistas cibernéticos

Dentistas cibernéticos

Para empezar voy a intentar sentar unas bases solidas sobre las que desarrollar este artículo: Padre tecnócrata con cuadricóptero, hijo con un diente a punto de caerse y ninguna madre para poner algo de cordura… ¿coincidencia? ¡yo no lo creo!

Está claro, que visto desde la distancia es fácil unir las flechas y ver la solución final, pero os doy mi palabra de honor de que no termino yo de entender el proceso mental por el cual, en un momento dado, se llega a lo que se ve en el vídeo.

Otro punto que me pone los pelos como escarpias, es ver la emoción que experimenta el chaval, sin tener claro cual va a ser el resultado, sólo pudiendo explicarse por el subidón de adrenalina o que no vea mas allá de lo que le pueda sacar al “hada de los dientes”.

En fin, que aquí os dejo otra gran documento para la nominación al “padre del año” y a la de “dentista autodidacta”.

Llegados a este punto sólo me queda hacer un comentario: 😮 (dospuntos “o”, que diría uno que yo me sé)

¡Enhorabuena, habéis conseguido vuestro minuto de gloria en Internet!

Fuente: NPC

Rindiendo culto a tus ídolos

No hace mucho publicaba un artículo en el que hablaba de los grupos de tributo, que de manera profesional o semiprofesional trataban de imitar a sus ídolos, pero ¿qué pasa si simplemente sois un grupo de amigos que compartís ciertas inquietudes musicales y que de vez en cuando os reunís para tocar?

Seguramente las principales diferencias radiquen en el presupuesto para los instrumentos, que carezcáis de un lugar acondicionado para ensayar y que siendo amiguetes, los instrumentos del grupo son los que son, con lo que no es raro que os encontréis con tres guitarristas (la guitarra mola), uno o ningún bajo, un batería que puede tener una batería o improvisa con cualquier cosa que se pueda golpear y seréis afortunados si podéis añadir a la banda algún instrumento más.

Todo esto hablando de zonas privilegiadas como son las ciudades, donde el nivel económico es algo superior al rural y podemos encontrar tiendas de música de manera relativamente sencilla, porque si nos vamos a zonas menos afortunadas, los instrumentos son los que hay, que en muchos de los casos serán los de las familias y el conocimiento para tocarlos se transmite de padres a hijos.

También existe otro grupo, en el que teniendo conocimiento de música, medios para tocar y un lugar donde hacerlo, uno decide que lo tradicional está muy visto y que tus ídolos necesitan escuchar sus temas de una manera que jamás hubiesen imaginado.

Llegados a este punto, creo que las palabras están de más o tal vez me he quedado sin ellas tras ver los vídeos que espero que disfrutéis tanto como yo: ¡A-C-O-J-O-N-A-N-T-E!

Steve'n'Seagulls - Thunderstruck
Highway to Hell - Ukrainian Folk Version
Bill Bailey - Enter Sandman

YikeBike y disfruta de tu ciudad

YikeBikeLas ciudades crecen día a día y con ellas las necesidades de desplazamiento de todos los que vivimos en ellas. Transportes como el coche y las motos resultan cómodos pero tienen el inconveniente del aparcamiento.

El transporte público está bien en la mayoría de los casos, pero no siempre nos deja cerca de nuestro destino, lo que implica que nos tocan caminatas interminables o buscar combinaciones de transporte que nos aproximen el máximo posible a nuestro destino final.

Ya hace tiempo que yendo en el metro, veo gente que lleva bicicletas plegables, lo que les permite evitarse la caminata o tener que utilizar otro medio de transporte público que les deje más cerca, con las consiguientes esperas entre cambio y cambio de vehículo. El problema es que actualmente estas bicicletas son grandes y resultan algo engorrosas para ir en metro incluso plegadas (aunque es cierto que son un gran avance con respecto a las bicicletas tradicionales). Por otro lado, hay que tener en cuenta que distancias largas o cuestas empinadas pueden hacer que llegues a tu destino como si te hubiesen tirado un cubo de agua por la cabeza o con manchas de grasa en los pantalones por el roce con la cadena.

¿Cómo solventar los problemas? ¡YikeBike es la solución!

YikeBikeSe trata de algo parecido a una bicicleta plegable, pero es eléctrico con lo que ya se encarga de realizar el esfuerzo por ti. Está disponible en dos modelos, uno realizado en fibra de carbono, gracias a la cual su peso es de 11.2 Kg. y otro de aluminio y compuestos que eleva el peso hasta los 14.6 Kg. Está claro que teniendo en cuenta que se puede llevar colgada al hombro, ya estaréis diciendo que la idónea es la de carbono, pero claro la diferencia se nota en el precio 4,995$ frente a los 3,495$ de la de aluminio.

El tiempo de carga oscila entre 1.5 h. con un cargador rápido estándar de 5 Amp. a 4 h. con un cargador opcional de 2 Amp. lo que te da una autonomía aproximada de 14 km.

YikeBikeYikeBike se puede adquirir en diferentes colores, pero si eres de las personas que prefiere la exclusividad o tienes en mente comprar una flota de YikeBike para que tus empleados se desplacen por las instalaciones de tu empresa, YikeBike ofrece un servicio por el cual se puede personalizar con el logo y los colores corporativos o simplemente con un diseño más personal.

Es cara, pero es automática, tiene una mayor maniobrabilidad que una bicicleta y en las pruebas de frenada y aceleración también es notablemente superior.

Ciertamente este invento no estará al alcance de cualquiera, pero si alguien se lo puede permitir, es una alternativa más que recomendable, que te hará disfrutar de la ciudad de una manera diferente.

Después del «Continúa leyendo» os dejo unas cuantas fotos más y un par de vídeos del YikeBike.

Vía: NPC

Sigue leyendo